Testimonio de Yeiris

Mi nombre es Yeiris, mi hija Manuela de 6 años fue diagnosticada con SLK en mayo de este año 2017 aunque ya hacia algunos meses había iniciado otras terapias de lenguaje y ocupacional, también educación especial.

Manuela es mi primera hija. Ella evoluciono muy bien hasta mas o menos los 2 años y medio, aunque me di cuenta de su problema de comunicación como a los 3 años y 2 meses. La llevé al pediatra y le comenté que sentía que la niña no quería casi hablar y que tiene comportamientos extraños; pero él me decía que lo que la niña necesitaba era que yo le dedicara mas tiempo puesto que yo trabajaba y estudiaba y despierta la veía muy poco tiempo diario (alrededor de 1 o 2 horas máximo) solo estaba mas tiempo con ella un día a la semana.

Antes de cumplir 4 años la lleve nuevamente al pediatra y le volví a comentar la situación y le pedí referencias para psicología u otro ente que me ayudara y él me decía que no era necesario, que le dedicara mas tiempo. La lleve a una psicóloga que me dijo que manuela parecía tener rasgos del espectro autista, después de esto visite alrededor de 7 psicólogos y todos me decían cosas diferentes; pero una si me dijo que ella de repente prestaba atención y a veces como que se perdía; mas que todo cuando mi esposo y yo estábamos mas cerca de ella, que si parecía tener algo que ella no sabia qué podía ser, pero estaba incluida la manipulación por parte de ella hacia nosotros.

Luego otro psicólogo me envía a paidopsiquiatría y el me descarta todos lo que habían dicho los psicólogos, que no era asperger, ni autismo, ni espectro autismo y me envía a terapia de lenguaje. Todo esto por lo particular, porque las citas con lo gubernamental son muy demoradas generalmente entre 6 meses y un año.

Llega abril de 2016 y cumple 5 años. Pedí una licencia sin sueldo por 4 meses para poder llevarla a todas sus citas y 15 días después mi esposo sufre un accidente y para ese entonces ya tenia mi segundo hijo que tenia 6 meses y solo pudo asistir a un mes de terapia pero la Licenciada si nos dijo a mi esposo y a mi que ella nos estaba manipulando porque le costo que trabajara con ella pero finalmente lo hizo. Cuando entramos nosotros, la niña como que se desoriento por completo y que, efectivamente, nos estaba manipulando que le pidiéramos, que le exigiéramos que hablara porque si podía hablar, no bien, pero podía. Que cualquier cosa que ella quisiera que le pidiéramos que la dijera, y si no simplemente no se la dábamos, así y para ese entonces ya en la escuela avanzó mucho de no hablar prácticamente nada salio diciendo oraciones cortas y pidiendo lo que quería.

Luego, inconforme con el pediatra que la estaba viendo, cambie al pediatra inicial que sólo con verla una vez me dijo qué le pasa a Manuela, ese no es el lenguaje que debe manejar una niña de 5 años. Ya fue al neurología ya la están atendiendo. La neuróloga con lo que le dije, lo primero que hizo fue enviarla a que le hagan un EEG y un CAT para descartar SLK. Efectivamente era eso. Me puse un poco triste pero feliz a la vez porque después de tanto tiempo había empezado a sentir que encontré las personas correctas, porque después de tanto andar y visitar profesionales de la salud ya yo estaba desesperada porque me decían tantas cosas…

Cuando me dan el diagnostico, 2 meses antes, tuve mi tercer hijo que tiene actualmente 4 meses, el del medio 1 año 7 meses y Manuela con 6 años. Realmente mis días son completos tengo horarios para todo y aunque no siempre los puedo seguir Dios siempre esta conmigo y me ayuda a seguir, todos los días practicamos números, vocales, formas, su nombre, conceptos básicos, y colores.

Aunque algunas veces se hace complicado porque había estado escolarizada en una escuela bilingüe y ahora ella solo quiere decir colores en inglés, y algunas vocales. La neuropediatra me indicó que tenía que retirarla de inmediato a una escuela solo de español, así que estamos en esa lucha. Lo que sí puedo decir es que agradezco muchísimo a la maestra Nixioma, a su maestro de prekinder en segundo y tercer trimestre que hizo un gran trabajo con ella y bueno ahora aquí estamos asistiendo a terapia ocupacional, a terapia de lenguaje, a educación especial, psicología, y neurología y a cualquier otro especialista que sea necesario que me pueda ayudar a que mi hija siga mejorando.

Show More
Close